fbpx

Estas Aquí: 

Visas de inversionista E-2 y EB-5.
gcoronado5100
| 16/03/2021 |

Tiempo de Lectura: 

[tiempo-lectura]

 minutos

Tabla de Contenidos

Las visas de inversionista (E) son una opción atrayente para empresarios que desean instalar un negocio en EE. UU. Los trámites para obtenerlas se hacen en la embajada estadounidense del país de origen.

La oficina donde se gestionan estas visas es la UCIS (United States Citizen and Inmigration Services), que es la encargada de tramitar los pedidos y resolverlos de acuerdo a las leyes vigentes.

Para quienes están interesados en hacer una inversión productiva, la UCIS administra visas de inversionista como la E-2 y la EB-5.

¿Quieres saber qué diferencias hay entre ambas? ¡Pues lee hasta el final y obtendrás la información que buscas!

Visas de inversionista. Principales diferencias entre E-2 y EB-5

Tipos de trabajadores

La visa E-2 se encuentra bajo la clasificación de trabajadores temporales (no inmigrantes). Esta permite vivir y trabajar legalmente en EE. UU. al empresario y su grupo familiar, pero no otorga residencia permanente ni da acceso a la ciudadanía.

La EB-5 es considerada una visa de trabajadores permanentes. Por ello, permite al solicitante y a su familia acceder a la residencia y, eventualmente, a la ciudadanía norteamericana.

Visas para inversionistas y sus familias

 Inversiones

En cuanto al monto de la inversión, la E-2 solo menciona una inversión «substancial» y no hace referencia a un monto mínimo. Debe ser suficiente para costear la operación de la empresa, y el flujo comercial debe ser substancial para generar las ganancias necesarias para mantener al inversor y a su familia. Esto se refiere a que se trata de poner en marcha operaciones comerciales constantes y no una sola transacción con mucho volumen.

La visa EB-5 tiene montos mínimos que son bastante elevados. Se solicita una inversión de entre USD$900,000 y USD$1’800,000, dependiendo del área de empleo (TEA) donde se realice.

Definición de las visas de inversionista

La visa E-2, para inversionistas por tratado comercial, la pueden solicitar ciudadanos de países con los que EE. UU. haya firmado este tipo de acuerdos.

Por otra parte, la visa EB-5 es un programa de inversionistas inmigrantes y no tiene restricciones en ese sentido.

Generación de empleo

Al presentar el plan de negocios de la visa E-2, se considera de vital importancia que la empresa haga una contribución significativa a la economía de EE. UU. Por ejemplo, la generación de empleo en un plan de trabajo consistente es uno de los parámetros a considerar cuando se solicita esta visa de inversionista, aunque no se especifica un número mínimo de trabajadores a contratar.

En cuanto a la EB-5, su otorgamiento está condicionado a la generación de al menos diez puestos de trabajo de tiempo completo que deben mantenerse, como mínimo, por dos años. Además, el monto mínimo de inversión también está relacionado con el Área de Empleo Objeto (TEA, por sus siglas en inglés) que determina zonas geográficas o con altas tasas de desempleo como prioritarias para las inversiones.

Comprender el tema de las visas de inversionista es fundamental si quieres iniciar el camino para vivir, trabajar e invertir en EE.UU. La información es valiosa y vital para tus decisiones, y por ello te invitamos a suscribirte al newsletter de Destiny, para que siempre tengas las novedades a mano.