fbpx

Estas Aquí: 

Rentas en Miami: ¡todo lo que necesitas saber!
gcoronado5100
| 21/04/2021 |

Tiempo de Lectura: 

[tiempo-lectura]

 minutos

Tabla de Contenidos

Las rentas en Miami son parte elemental de un próspero y dinámico mercado de bienes raíces, el cual resulta especialmente atractivo para inversionistas que desean obtener y establecer nuevas fuentes de ingresos.

Al año, las ganancias generadas por alquileres de casas, departamentos, mansiones y otras propiedades aumentan de manera sustancial, como reflejo de la alta demanda y de los valores positivos asociados a esta gran ciudad que le permiten estar muy bien cotizada en EE.UU. y a nivel global.

En el periodo entre 2009 y 2019, los ingresos de este mercado ascendieron en casi un 55% en el área de Miami y Fort Lauderdale: pasaron de USD $7,9 mil millones a USD $12,3 mil millones. Por supuesto, esto refleja el gran atractivo de las inversiones inmobiliarias en la urbe, particularmente de la compra de departamentos y otras propiedades para rentar.

Para que puedas invertir en este pujante, próspero y estable mercado de manera segura, primero necesitas entender muy bien cómo funciona el universo de las rentas en Miami.

Por ese motivo, aquí te mostraremos cuáles son las obligaciones y derechos tanto de inquilinos como de propietarios de acuerdo a las leyes de Florida, además de los requisitos para rentar en Miami y otros puntos de interés sobre el tema.

Eso sí, antes vamos a profundizar un poco más sobre las razones que impulsan a tantas personas a rentar una propiedad en esta ciudad y en los atractivos de invertir en inmuebles para obtener beneficios económicos de este gran mercado.

¡Acompáñanos hasta el final!

¿Por qué no para de crecer la demanda de rentas en Miami?

Miami es una de las tres ciudades con mayor crecimiento poblacional en EE.UU. y la principal razón de esto es que se ha convertido en un destino atractivo y soñado para personas tanto del extranjero como de diferentes lugares del país norteamericano.

Tan solo entre 2013 y 2018, en un periodo de 5 años, la ciudad reportó más de 51 mil nuevos residentes con estatus legal, de los cuales buena parte eran estudiantes, profesionales y académicos: de hecho, durante esos años, la población de Miami con título de college o universidad aumentó en más de un 50%.

Este crecimiento poblacional —de personas que se trasladan a la ciudad para trabajar profesionalmente y desempeñar diferentes actividades económicas y productivas— se ve reflejado de manera directa en una alta demanda del mercado de las rentas en Miami, lo cual ha incrementado el costo del metro cuadrado y los beneficios de los propietarios.

Ahora bien, ¿por qué tantas personas se sienten motivadas a vivir y rentar en Miami? ¡Veamos rápidamente algunas razones!

Prestigio mundial

Miami es una ciudad aspiracional, uno de esos lugares conocidos en todos los rincones del mundo en el cual millones de personas sueñan vivir.

Residir en Miami está asociado con diversión, estatus y un mejor estilo de vida, entre otros deseos y aspiraciones de personas y familias con anhelos de superación.

Seguridad

Muchas zonas de Miami se caracterizan por tener una gran presencia policial y, en general, por garantizar una vida tranquila a sus residentes.

Esto hace a la ciudad especialmente atractiva para familias pudientes que buscan un lugar en el que puedan disfrutar de un alto estilo de vida sin correr grandes riesgos.

Rentas en Miami: Universo de oportunidades

Proyectos de negocios, carreras universitarias en institutos de prestigio y vacantes de empleo profesionales: Miami es un universo de oportunidades que atrae a personas altamente competitivas que desean seguir superándose.

Prosperidad

La alta competitividad empresarial y de negocios hace que en Miami muchos ejecutivos, profesionales y trabajadores encuentren un entorno próspero, en el cual pueden aspirar a mayores niveles de ingresos.

Amenidades

Aquí podemos englobar un gran número de atractivos de Miami relacionados con la diversión y el entretenimiento porque se trata de la ciudad de:

  • La icónica playa South Beach.
  • El glamuroso paseo Ocean Drive.
  • Los clubes nocturnos internacionalmente reconocidos.
  • Los conciertos y eventos artísticos inigualables.
  • Los museos y grandes parques para niños y adultos.

Sin duda, un epicentro del disfrute. ¡En Miami es imposible aburrirse!

¿Por qué es tan atractivo invertir en propiedades para rentar en Miami?

Ya sabes que el mercado de las rentas en Miami es sinónimo de grandes beneficios para los inversionistas, pues los ingresos anuales no paran de crecer y la ciudad seguirá siendo uno de los destinos mejor cotizados a nivel global.

¡Pero eso no es todo! Existen muchas otras razones y atractivos por los cuales los inversionistas deciden comprar propiedades para rentar en esta gran ciudad, como:

Rentas en Miami: Seguridad jurídica y estabilidad

Si compras una propiedad con asesoría profesional y realizas todos los trámites legales al pie de la letra, no tendrás ningún problema legal y dispondrás de los derechos suficientes para rentar de forma segura.

Es importante mencionar que la ley permite que los extranjeros compren libremente inmuebles y los puedan rentar con estabilidad jurídica y sin riesgos. De hecho, existen visados —como el EB-5— que otorgan residencia legal a inversionistas en el sector inmobiliario.

Ingresos en una moneda estable

Además de aumentar constantemente, los ingresos son percibidos en la moneda de mayor uso mundial y una de las más estables en su cotización de mercado: el dólar estadounidense.

Esto es un aliciente más para las inversiones, el cual se traduce en un excelente retorno y estabilidad financiera a largo plazo.

Pago rápido de créditos hipotecarios y financiamientos

Comprar un inmueble en Miami incrementa de forma significativa el patrimonio de cualquier familia.

Muchas optan por dar este gran paso y destinar, en primera instancia, la propiedad para la renta con el fin de obtener ingresos que les permiten pagar con mayor rapidez el financiamiento y, al mismo tiempo, reducir la carga económica de la inversión.

¿Cuáles son los derechos y deberes de los inquilinos en las rentas en Miami?

Las estipulaciones, derechos y exigencias para inquilinos y propietarios en Miami se rigen por la Ley Estatal de Florida. También, responden a normas federales que tienen incidencia en los bienes raíces y la habitabilidad, como las del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) y las de la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

En el caso de los inquilinos, sus derechos y deberes son los siguientes:

Derechos

Están asociados al disfrute pleno y responsable del inmueble, la seguridad, la convivencia en paz y la protección de los derechos económicos. Algunos de estos son:

Consideración legal, aunque no se tenga contrato

En Florida, los contratos de renta pueden desarrollarse de forma verbal y sin un contrato previo.

Aunque esta vía sea la opción, el inquilino es reconocido como tal por las autoridades siempre y cuando haya realizado todos los pagos exigidos, lo cual le otorga estabilidad jurídica y derechos.

Acceso a una vivienda apta para habitar

Toda persona que pague por una renta en Miami tiene el derecho de recibir a cambio una vivienda habitable con todos los servicios básicos necesarios y que cumpla con los estándares de higiene y seguridad.

Derecho a negociar

Extensiones de contrato o ajustes en el monto de renta, entre otros puntos, pueden ser negociados entre el inquilino y el propietario.

El inquilino —al igual que el propietario— tiene el derecho de velar por sus intereses siempre entendiendo que no le pertenece el inmueble, lo cual significa que no puede tomar decisiones unilaterales relacionadas con el uso y la gestión del mismo.

Recepción de la devolución del depósito

El depósito es un pago adicional realizado por el inquilino para cubrir posibles daños en el inmueble o los bienes que están dentro de este.

Si no es necesaria ninguna reparación y la propiedad está en buen estado, tal como la recibió, tiene el derecho de recibir este monto de dinero una vez que desaloje.

Ocupación durante el tiempo establecido

El inquilino no puede ser desalojado del inmueble antes del tiempo establecido —de forma repentina— sin un reclamo previo que esté asociado a impagos, comportamientos indebidos y otros problemas.

Si cumple con todos sus deberes, este tiene derecho a permanecer en la propiedad el tiempo establecido en el contrato.

Eso sí, pueden existir excepciones y limitaciones de este derecho, en caso de que se contraponga a intereses del propietario.

Por ejemplo, en caso de enfermedades, declaraciones en bancarrota y otras situaciones, el propietario puede alegar que necesita su inmueble antes de tiempo, lo cual daría paso a una audiencia legal que determine un veredicto, si el inquilino no está de acuerdo con desalojar y está al día con todas sus responsabilidades.

Deberes

Los deberes están relacionados principalmente con la defensa de los intereses del propietario y, también, de vecinos y condominios. Entre estos encontramos:

Desalojar el inmueble en el periodo establecido

Así como tiene derecho de habitar el inmueble durante el plazo establecido en el contrato o acuerdo, siempre y cuando cumpla con sus responsabilidades, el inquilino también tiene la obligación de desalojar una vez que este se complete, en caso de no haber negociación por extensiones.

Pagar el alquiler en los periodos definidos

El impago constante de las mensualidades y cuotas de la renta forma parte de los motivos de desalojo: este es el principal deber del inquilino para que se mantenga la relación inmobiliaria.

Pagar el depósito

Si este pago adicional es exigido por el propietario, el inquilino tiene que pagarlo de manera íntegra para cerrar el acuerdo inmobiliario.

Mantener la vivienda limpia e higiénica

Al rentar un inmueble, el inquilino asume la obligación de velar por el estado sanitario e higiene del mismo.

Limpiar de manera regular y evitar la acumulación de desechos son algunos de los deberes que tiene que asumir.

Cumplir con las conformidades de construcción

Los inquilinos no pueden hacer modificaciones ni cambios a los inmuebles, salvo que tengan un acuerdo o permiso especial con el propietario.

De hecho, todas las construcciones y remodelaciones tienen que cumplir con los estándares y exigencias del condominio o desarrollo, además de los requisitos y limitaciones del estado de Florida y el condado.

No remover ni sacar ningún bien de la propiedad

En caso de que el inmueble esté amueblado o cuente con determinados bienes del propietario en su interior, el inquilino no puede disponer de estos recursos fuera de la propiedad rentada, es decir, una de las exigencias a cumplir es jamás sacar o remover uno de estos bienes de la propiedad ni tampoco comercializarlos sin autorización.

Además de incumplir con los principios de las rentas en Miami, esto puede conllevar consecuencias penales.

No alterar el orden público y mantener un comportamiento ideal

El propietario puede hacer un reclamo y solicitar la desocupación del inquilino si este altera el orden público y, en general, mantiene un comportamiento que atente contra la tranquilidad y seguridad de los vecinos.

Bajo ninguna circunstancia, el inquilino ni el resto de las personas que residan en el inmueble pueden alterar la paz ni incumplir con normas sociales y de condominio.

Gestionar los recursos de forma razonable

Instalaciones eléctricas, sistemas de calefacción, plomerías, ventilaciones, aires acondicionados y otros elementos quedan bajo responsabilidad del inquilino una vez concretada la renta.

Este tiene la obligación de administrar todos estos recursos de manera razonable y evitar facturas excesivas, daños en las instalaciones y problemas de seguridad que además comprometan a vecinos y el condominio.

¿Cuáles son los derechos y deberes de los propietarios en las rentas en Miami?

En Miami y Florida en general, el propietario tiene una gran seguridad jurídica y, a la vez, debe ofrecer condiciones de hábitat ideales para los inquilinos.

¡De inmediato te explicamos sus derechos y deberes!

Derechos

Los intereses económicos y patrimoniales de los propietarios están protegidos por la ley de Florida, gracias a derechos como:

Acceso a la propiedad en cualquier momento en caso de accidentes y amenazas

Si inviertes en un inmueble en Miami y lo rentas, no perderás el derecho de protegerlo y velar por tus intereses.

En caso de presentarse una situación que pueda comprometer el estado de tu propiedad, como fugas de agua y otros accidentes domésticos, tendrás el sustento jurídico para ingresar, llamar a emergencias o emprender cualquier otra acción inmediata.

Acceso a la propiedad en caso de reparaciones

También, podrás ingresar a tu propiedad si necesitas hacer una determinada reparación.

En este caso, tendrás que notificar la reparación o el trabajo al inquilino en un periodo de 12 horas antes de la entrada, entre las 7:30 a. m. y 8:00 p. m.

Acceso a la propiedad con consentimiento del inquilino

En general, siempre que el inquilino lo apruebe, como propietario podrás ingresar a tu propiedad para inspeccionar, buscar un determinado bien o cualquier otro motivo.

En caso de que este se niegue reiteradamente a que tengas acceso, de forma irracional y sospechosa, tienes el derecho de hacer reclamos y solicitar inspecciones.

Eso sí, el derecho de acceso a la propiedad no puede utilizarse como excusa para acosar al inquilino y afectar la experiencia del servicio.

Recepción de los pagos en los periodos establecidos

Ya sabes que esta es la condición principal de los contratos y acuerdos y, de no cumplirse, el propietario puede reclamar el pronto desalojo.

Además de las cuotas o pagos mensuales, esto incluye el depósito y cualquier otro monto especial o adicional.

Desalojo del inquilino en el tiempo acordado

Por supuesto, el propietario tiene el derecho de exigir el desalojo del inquilino luego del tiempo de contrato o acuerdo. Si este se niega, puede acudir a organismos policiales e instancias legales.

Deberes

Al tener que garantizar la comodidad del inquilino y, en general, la estabilidad de la relación comercial e inmobiliaria, el propietario asume los siguientes deberes:

Proveer un inmueble apto para el hábitat

Esto conlleva el cumplimiento de todos los estándares de sanidad. Por ejemplo, el propietario debe asegurarse de que el inmueble destinado para la renta esté libre de ratones y organismos destructores de la madera.

Estancamiento de agua, problemas en las paredes por la humedad y otras deficiencias que pueden poner en riesgo la salud también necesitan ser solucionadas antes de rentar la propiedad.

Sumado a esto, garantizar las condiciones de habitabilidad conlleva que todos los servicios básicos estén en óptimo funcionamiento, como la electricidad y el agua corriente y caliente.

Si bien tiene el deber de brindar un inmueble apto para habitar, no está en la obligación de pagar todos estos servicios esenciales una vez que el inquilino resida en la propiedad: en los contratos o acuerdos se puede estimular que el inquilino sea la persona encargada de cubrir estos gastos al igual que cuotas de condominio y mantenimiento.

Devolver el depósito de seguridad si no existe un reclamo

Si el propietario no impone un reclamo asociado al daño de algún equipo o estructura del inmueble, este está en la obligación de devolver este monto de dinero al inquilino.

El plazo para hacer esta devolución es de 15 días, aunque puede ampliarse a 30 en caso de que se acuerde entre las partes una deducción del monto a raíz de un daño o inconveniente menor.

Cumplir con estipulaciones de construcción y vivienda

En muchas ocasiones, los propietarios hacen modificaciones a los inmuebles con el fin de destinarlos para la renta: estas pueden estar asociadas a ampliaciones, separaciones de determinadas áreas o construcciones de nuevas habitaciones.

Este tipo de cambios tienen que cumplir con las estipulaciones estatales y de los condados, además de las exigencias y parámetros de los condominios y desarrollos.

¿Qué pasa si los inquilinos o propietarios no cumplen con sus obligaciones?

Tanto inquilinos como propietarios son reconocidos jurídicamente por el estado de Florida, incluso aunque el contrato no haya sido escrito, por lo cual ambos pueden hacer valer sus derechos en instancias legales si alguna de las partes no cumple con los acuerdos y, en general, mantiene un comportamiento inadecuado y abusivo.

Para profundizar en este punto, analicemos dos de los principales incumplimientos que pueden presentarse y sus consecuencias:

No pago de renta

Si el inquilino se retrasa con el pago de la renta, el propietario puede enviar un aviso con plazo de 3 días —sin contar feriados ni fines de semana— para el desalojo.

En caso de que el inquilino no abandone el inmueble o no pague la renta en ese breve periodo, el propietario puede comenzar un proceso legal y formal de desalojo.

Este proceso empieza con una demanda en la corte del condado, la cual llevará a su secretario a citar al inquilino.

Una vez que tenga la audiencia, el inquilino recibirá una exigencia de desalojo en un determinado periodo y, de no cumplirla, la corte emitirá una orden de posesión —conocida como Writ of Possession y emitida a nombre del sheriff— para ocupar el inmueble en un plazo de 24 horas con el objetivo de devolverlo a manos del propietario.

Este mismo proceso aplica en caso de que culmine el contrato o acuerdo de renta y el inquilino se niegue a abandonar el inmueble.

Rentas en Miami: Incumplimiento de las condiciones de hábitat por parte del propietario

Desde la perspectiva del propietario, este es uno de los principales incumplimientos que puede cometer.

Si no ofrece las condiciones básicas de acceso a servicios o incumple algún beneficio para el inquilino que esté establecido en el acuerdo, este tiene la potestad legal para retener el próximo monto de pago de renta durante un periodo de 7 días, siempre y cuando entregue antes una explicación escrita de la disconformidad.

En tanto, durante ese plazo, el propietario debe hacer los ajustes necesarios para suplir esa disconformidad y garantizar condiciones favorables de hábitat.

Si esto no sucede, el inquilino puede hacer un reclamo y abandonar el inmueble antes del vencimiento de contrato sin pagar el último monto de renta e incluso pedir una indemnización económica que será evaluada en instancias legales.

¿Cuáles son los requisitos para que el proceso de rentas en Miami sea satisfactorio?

Para que el proceso de renta en Miami sea desarrollado de manera transparente y ambas partes cuenten con seguridad jurídica y derechos, deben cumplirse los siguientes requisitos:

Título de propiedad vigente y actualizado

Solo pueden rentarse inmuebles que tengan toda la documentación legal necesaria, incluidos títulos de origen y propiedad.

Que una propiedad no se haya pagado completamente a raíz de hipotecas y financiamientos no limita la posibilidad de rentarla.

Envío escrito de notificaciones entre las partes

Aunque el acuerdo puede ser verbal, todas las notificaciones o reclamos entre las partes deben enviarse de manera escrita, ya que estas servirán de sustento en caso de audiencias e investigaciones.

Diferentes requisitos del inquilino

Comprobantes de ingresos e identificaciones válidas son algunos de los requisitos que deben proporcionar los inquilinos si desean establecer un contrato legal de renta.

En caso de que estos no cumplan con determinados estándares y exigencias del propietario, los acuerdos pueden incluir la figura del fiador, el cual responderá ante cualquier daño, retraso de pago u otro problema.

Rentas en Miami: Notificaciones y permisos de condominio

Algunos condominios exclusivos exigen como formalidad que el propietario notifique que rentará su inmueble y solicite un permiso temporal.

En condiciones normales y siempre y cuando no se demuestre que el acuerdo puede afectar la paz, seguridad y tranquilidad de los vecinos, el condominio debe otorgar el permiso y respetar los derechos económicos del propietario.

¡Hasta aquí llegamos! Ya conoces todo lo necesario acerca de las rentas en Miami. Como ves, esta ciudad y las leyes de Florida ofrecen las condiciones ideales para este tipo de relaciones comerciales inmobiliarias.

Si planeas invertir en el extranjero, comprar una propiedad en esta prestigiosa ciudad y luego rentarla puede ser una muy buena alternativa que incremente tu patrimonio y, al mismo tiempo, te ofrezca un excelente retorno y seguridad.

¿Te resultó útil e interesante esta lectura? Si quieres conocer más contenidos como este, ¡suscríbete a nuestro newsletter!