fbpx

Estas Aquí: 

Invertir en otro país: 5 errores a evitar
gcoronado5100
| 28/04/2021 |

Tiempo de Lectura: 

[tiempo-lectura]

 minutos

Tabla de Contenidos

Llega un punto en la vida de cualquier inversionista donde este empieza a ver fuera de sus fronteras no solo por un tema de diversificación, sino también por el hecho de proteger su dinero en países donde exista un poco más de seguridad social y política: si quieres invertir en otro país, ¡aquí te presentamos los 5 errores que NO puedes cometer!

Ciertamente, los consejos para invertir en otro país abundan en internet, ya que esta práctica es más que recurrente y popular entre las personas sin importar su nivel económico.

Para evitar estafas y malas decisiones al momento de invertir en el extranjero, te recomendamos leer este artículo hasta el final.

¡Atención!

1. Desconocer la ley del país donde se quiere invertir 

En nuestra región, la manera de hacer negocios es bastante específica, lo cual no es tan distinto en países como EE.UU. y algunos de Europa, donde los diferentes tipos de negocios cuentan con ciertas particularidades que es necesario explorar, entender y aplicar para no meterse en problemas.

Precisamente, este es uno de los errores más comunes que tienen las personas a la hora de invertir en otro país, es decir, desconocer la ley de la nación donde van a invertir.

Hablando del caso de nuestro país vecino EE.UU., existen ciertas regulaciones que hay que considerar, como:

Invertir en otro país: Visado

EE.UU. —sin lugar a dudas— es uno de los mejores territorios para prosperar e invertir en el extranjero, pero al ser un país que atrae millones de hombres y mujeres de negocios, sus autoridades han implementado leyes de acogida para regularizar y controlar este flujo importante de visitantes.

Por ejemplo, las visas como la B-1, la L-1 o la E-2 son las más solicitadas a la hora de hacer negocios dentro del territorio, ya sea para tener reuniones comerciales, empezar un emprendimiento o crear una empresa.

Inversión en bienes raíces

Por otra parte, si el negocio que planeas tiene que ver con la compra de una propiedad para alquilar o mudarte, resulta ser una de las mejores opciones porque no es necesario tener un visado en específico: de hecho, cualquier persona que entre al territorio de EE.UU. por las vías legales —como turista, por ejemplo— puede invertir en una propiedad.

Sin embargo, sí existen algunas restricciones. Dentro de estas destaca la imposibilidad de comprar una vivienda co-op, es decir, aquellas con edificios cuyos propietarios forman una corporación cooperativa.

Un elemento clave en este aspecto es conocer la ley FIRPTA, la cual tiene que ver con los impuestos sobre la inversión de extranjeros en suelo estadounidense y se resume en una protección del gobierno americano para el pago de impuestos que le corresponden a los extranjeros al vender una propiedad en el país.

Por supuesto, una recomendación de valor que te damos es estudiar las leyes del país donde piensas posicionar tu dinero para que evites cometer violaciones a las legislaciones locales, en especial aquellas que puedan representar un desembolso mayor de dinero o, en ciertos casos, la confiscación de tus bienes.

2. No contar con la asesoría adecuada

Ligado al punto anterior, uno de los errores más comunes al invertir en el extranjero es creer que leyendo unos cuantos artículos en internet serás experto. ¡Pues no!

La mejor manera de no caer en problemas de este estilo es apoyarte en la experiencia, conocimiento y círculo de personas que se dediquen a guiar a inversionistas.

En este sentido, dependiendo del tipo de inversión que quieras hacer, ya sea en bienes raíces, bolsa de valores, negocios tradicionales o exportación, entre otros, busca la opinión y acompañamiento de expertos en la materia para que te pongan en contexto rápidamente y, así, puedas tomar decisiones acertadas.

3. Ignorar el mercado local

Todos los países tienen similitudes con otros, más si están en la misma región, ¡pero no te engañes! El contexto cultural tiene mucho que ver con los gustos, intereses y necesidades de los giros en cada país.

Por ejemplo, un cierto producto en específico puede ser muy popular en Latinoamérica, pero fracasar rotundamente en el mercado de EE.UU. y viceversa.

Con esto en mente, antes de invertir en otro país, realiza estudios de factibilidad y de mercado para que tengas mayor claridad y entendimiento de la realidad comercial y financiera del país en cuestión y tu negocio o inversión prospere de la manera que deseas.

4. Escoger un mal financiamiento

¿Qué puede ser peor que perder dinero por no estudiar bien las letras pequeñas de un plan de financiamiento? ¡Pues, hacerlo en suelo extranjero!

Muchas personas al tener “acceso” a facilidades económicas suelen subestimar estos contratos y terminan dentro de un plan económico que les perjudica año a año.

Por ejemplo, aceptar una tasa de interés alta, un pago diferido en muchos años en el futuro o un contrato con muchas ambigüedades son acciones que pueden llevar al inversionista a perder dinero o, incluso, su capital total.

En virtud de ello, asegúrate de contar con la guía de expertos en leyes y contratos mercantiles o inmobiliarios —sea cual sea el caso— de manera que tu dinero esté protegido desde el primer momento.

5. No planificar las finanzas al invertir en otro país

Llevar las finanzas en orden es un consejo global que puede recoger una cantidad enorme de variables del tipo económico y que harán tu vida mucho más fácil.

Cuando hablamos de no planificar las finanzas, nos referimos a esos casos donde los inversionistas no prevén gastos sorpresas que son naturales en el proceso de inversión.

Invertir en el extranjero puede tener una serie de diferencias con respecto a las regulaciones para las personas locales y que pueden ocasionar que tus finanzas experimenten ciertas turbulencias si no se planifican correctamente.

¡Muy bien! ¡Con estos consejos ya estás más cerca de invertir en otro país sin cometer errores!

Si tu meta es posicionar tu dinero fuera de tus fronteras, existe un número muy sustancial de opciones donde puedes hacerlo y recibir un retorno atractivo, por ejemplo, adquiriendo una propiedad en EE.UU.

¿Qué opinas de todo lo que te hemos contado en este post? ¡Nos encantaría saberlo! Puedes comentarnos en la sección de abajo y dejarnos saber tus impresiones sobre esta posibilidad.