fbpx

Estas Aquí: 

Inversionista extranjero en EE.UU.
gcoronado5100
| 07/04/2021 |

Tiempo de Lectura: 

[tiempo-lectura]

 minutos

Tabla de Contenidos

Convertirse en inversionista extranjero en EE.UU. es posible y muy rentable. Es una forma de diversificar tus negocios y de establecerlos en un país que brinda seguridad jurídica y estabilidad económica.

El proceso tiene sus etapas y debes cumplirlas de forma ordenada para finalmente hacer una inversión inteligente. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Entonces quédate leyendo hasta el final.

¿Qué hacer para convertirte en inversionista extranjero?

Si estás pensando en aprovechar esta gran oportunidad, haz una evaluación previa de varios aspectos que se involucran en el hecho de hacer una inversión en EE.UU. Para ello, algunas de las acciones convenientes son:

Investiga e infórmate sobre cómo ser un inversionista extranjero

Lo primero que tienes que hacer es investigar sobre qué tipo de inversiones existen e informarte sobre aspectos básicos de la economía de EE.UU.

Con esto, te familiarizas con el vocabulario que se utiliza en el rubro y podrás entender mejor de qué se trata. Como inversionista extranjero si, por ejemplo, acudes a un profesional que te asesore, es importante que comprendas bien todo lo que se te explique.

Tipos de inversiones

Actualmente el mercado de inversiones es global y se mueve con diferentes divisas. En este contexto existen diversas opciones para invertir que pueden brindarte una buena rentabilidad en dólares.

Elige la inversión más adecuada para tu perfil. Si eres conservador y no te gusta el riesgo, los bienes raíces o los depósitos bancarios a plazo fijo son opciones adecuadas para ti. En el caso que seas más osado, las inversiones financieras, las acciones, los bonos e incluso las startups pueden ser lo tuyo.

Comienza a invertir desde tu país como inversionista extranjero

Para convertirse en inversionista extranjero en EE.UU. no es necesario radicar en es pais. En el caso de México, puedes utilizar el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) para invertir desde tu país, por ejemplo, en fondos, bonos o acciones. Esto es muy conveniente, ya que al seguir tributando en tu lugar de residencia, pagarás menos impuestos a las ganancias que lo que se paga en EE.UU.

Montos de inversión

Dependiendo del negocio en que vayas a participar, necesitarás un mayor o menor monto de dinero.

Para inversiones en bienes raíces, los valores dependerán del lugar donde se ubica el inmueble que vas a comprar, pero debes saber que los valores iniciales están en el orden de los US$150 000 ó US$200 000 dólares.

Si solicitas una visa E-2 para inversionistas, no hay un mínimo estipulado. Lo que más pesa en la solicitud es que tu plan de negocios genere un movimiento comercial “substancial” y su impacto sea positivo en la economía de EE.UU. Como regla general, en la evaluación del otorgamiento de esta visa de no inmigrante, tiene mucho peso el hecho de que contrates mano de obra local.

En el caso de la EB-5, los montos a invertir son de entre US$900 000 y US$1 800 000 dólares, y la principal exigencia es crear al menos 10 puestos de empleo calificado por cupo.

Estructura tu cartera de inversiones

Define qué tipo de inversiones vas a hacer para hacer rendir más tu dinero. El consejo que siempre repiten los especialistas es que hay que diversificar para tener oportunidad ganancias en varios frentes y un resguardo de capital por si alguna inversión no funciona como esperabas.

Para las inversiones financieras es importante que busques asesoramiento profesional, en especial para tener bien claro el tema fiscal, tanto en EE.UU. como en cualquier otro país.

Puedes elegir hacer inversiones en bienes raíces, un rubro muy estable y con excelentes ganancias a largo plazo. Comprar departamentos para renta o para comenzar un emprendimiento inmobiliario puede ser una muy buena opción para invertir tu capital.

Si vas a participar en sociedades, estas deben constituirse correctamente según las leyes vigentes en EE.UU., ya que un error de “papeles” puede ser contraproducente si, por ejemplo, tienes intenciones de emigrar y pedir una visa de inversionista extranjero.

Temas fiscales

Sea cual fuere la inversión que vas a hacer en EE.UU. el tema fiscal debe considerarse siempre. Conocer el impacto de los impuestos en tu inversión es importante y decisivo para tus decisiones.

Debes tener en cuenta que cada país tiene distintos tipos de impuestos y de evaluación del patrimonio de sus ciudadanos en el extranjero, por lo cual debes asesorarte correctamente en cuanto a este tema.

Obviamente, el origen del dinero también es importante y debe estar plenamente justificado.

Retorno de la inversión

El cálculo del ROI te dará una base para la decisión final de convertirte en inversionista extranjero en EE.UU. Hay que tener en cuenta que invertir allí implica entrar en un mercado donde la estabilidad económica es lo normal, la moneda es fuerte y el crecimiento económico es sostenido, por lo que el ROI debe medirse en el largo plazo.

¿Cuáles son las alternativas de inversión en Estados Unidos?

Dentro del abanico de inversiones que puedes hacer en el exterior y de los beneficios que puedes lograr con ello, hay alternativas interesantes en lugares específicos. EE.UU. tiene la ventaja de tener múltiples polos de desarrollo donde tranquilamente se pueden hacer inversiones y lograr ganancias importantes.

En cuanto a las finanzas, el epicentro está en Nueva York, aunque la actividad bursátil de otros lugares es muy activa, tal es el caso de la Bolsa de Chicago, que marca los precios de los commodities internacionales.

Por último, para los inversionistas latinoamericanos, Miami ofrece gran cantidad de oportunidades gracias a su gran desarrollo inmobiliario, su destacado centro financiero, la actividad comercial pujante y un enorme mercado hispanohablante. ¡Cuando haces negocios en Miami parece que estuvieras en casa!

Para conocer más sobre el tema de las inversiones para extranjeros en EE.UU., suscríbete a nuestro newsletter y recibirás las noticias más importantes directamente en tu bandeja de correo.